lo último

 

Babel Ruiz Trio

UK tour

“Drume negrita”, en el Brighton Fringe Festival

 

 

Del 18 al 22 de mayo de 2019 se celebró la gira por el Reino Unido de Babel Ruiz, primera vez en territorio británico y con una gran acogida por parte del público. Una reflexión sobre el amor a través de las músicas del mundo.

 

 

La cantante ceutí realizó tres conciertos durante la gira, acompañada del holandés Tino van der Sman a la guitarra y el percusionista uruguayo Andrés Ticino. El primer concierto fue en el Babel Art House de Londres, una primera toma de contacto con el público inglés que se celebró en una sala de espectáculos al norte de la ciudad. Pero sin duda la mayor acogida fue en Brighton, donde el trío debutó en el Brighton Fringe Festival, un festival de renombre internacional gracias al cual la ciudad de Brighton, al sur de Londres, se deleita con artistas de todos los rincones transformando esta villa en un encuentro internacional para las artes escénicas.

 

Este nuevo espectáculo, sacado de temas propios de Babel, se centra en las músicas del mundo con un sofisticado toque español: tonos flamencos y populares bañados de un jazz que se presenta en su más exquisita versión. Son canciones procedentes de Cuba, Marruecos, Senegal, España, Portugal, Brasil y Argentina; algunas canciones populares versionadas y otras de autoría propia. Todo gira alrededor de un tema central: el Amor. Si bien la figura de la madre, como tributo y fuente de toda vida, queda fuertemente arraigada a este proyecto, es la reflexión que la propia Babel hace sobre el amor lo que inunda la mente y el corazón del espectador gracias a su peculiar visión de las cosas. La comunicación que hace Babel incita a una reflexión, algo que se refleja en el público tras cada mensaje, en la letra de las canciones y del propio discurso de Babel, quien, a pesar de las dificultades que puede suponer un idioma extranjero, consigue llegar al público y conectar de manera cercana. Durante la actuación asistimos a diferentes discursos en diferentes idiomas, algo que queda presente en su obra, ya que como ella misma dice “todos tenemos algo en común”.

 

El ritmo al cajón de Andrés Ticino mueve al público de manera alegre y tenaz, pero sobre todo a Babel, quien se mueve por el escenario como si fuera su lugar natural. Tino van der Sman, a la guitarra flamenca, se suma a la armonía embaucando al público con su talento natural con las cuerdas. El público se emociona con la popular Lorquiana Tarara. Un toque de literatura bañado por el movimiento al unísono de las palmas del anfiteatro, al canto de “La Tarara sí, la Tarara no”. “Ojos verdes”, “Amor sin tregua” o “Bolero pa ti” (estas dos últimas piezas originales de la artista) embaucan al público de nuevo y les consigue sumergir en la profundidad de la rumba carioca, el bolero y el tango al compás de los artistas.

 

Salir con la lección aprendida de lo que es y de lo que no es el amor, un pensamiento que se presenta de manera continua durante el espectáculo, en un proyecto lleno de ritmo que incita a reflexionar de forma profunda sobre temas tan complejos como el amor, y ser capaz de mover el cuerpo de los espectadores generando un entorno festivo y alegre con un simple trío, se suma a la satisfacción de los artistas de haber hecho un buen trabajo.

 

 

“Para haber estado tan lejos, he de confesar que cada noche, sobre el escenario, me sentí como en casa. Cerca de un público que se brinda con el corazón y los ojos igual de abiertos a todo aquello que pueda emocionarlos y se “ilustran” y se iluminan como niños ante un regalo sin abrir pero acostumbrados a extraer el envoltorio con la sabiduría del adulto. El público del Brighton Fringe Festival, lejos de la imagen tópica del “encorsetamiento polite” que tenemos en España, se muestra cercano y auténtico. Sinceramente, me pareció un caramelo sobre el que asentar una industria de las artes escénicas y así parece ser. Si bien no todo es oro, que ya lo decía mi abuela: (Pero tú qué te crees, hija? Si en to’s laos se cuecen habas!!.) en cuanto a la parte organizativa y logística que le toca vivir al artista. 
En cualquier caso, es un placer siempre andar por tierras extranjeras. Pocas cosas te mantienen tan en la vida como descubrir los errores del prejuicio, basado en el tópico y enamorarte al mismo tiempo. Y yo, de este público, me he enamorado”. 

Babel Ruiz